colectivo de cine

colectivo de cine
colectivo de cine. Documentales- Seminarios- Producciones

miércoles, 18 de diciembre de 2013

Diez documentales por los 30 años de democracia

La convocatoria de la Secretaría de Cultura recibió 170 proyectos. Malvinas, libros infantiles prohibidos y violencia de género en las Fuerzas Armadas son algunos de los temas. Los films se verán por Canal 7. La lista completa.


La batalla cultural y comunicacional es uno de los antídotos contra la desmemoria, el mayor enemigo de la democracia”. La frase pertenece al secretario de Cultura de la Nación, Jorge Coscia, y fue pronunciada durante la presentación de los diez documentales ganadores del concurso federal “30 años de democracia”. Durante estas tres décadas, películas, obras de teatro, literatura y muestras fotográficas se encargaron de echar luz sobre los episodios más oscuros de la última dictadura. A su vez, diversas expresiones artísticas acompañaron los triunfos de la democracia, denunciaron desigualdades y reflejaron distintas problemáticas sociales.
Por eso la secretaría, a través del Centro de Producción e Investigación Audiovisual (CePIA) y Radio y Televisión Argentina (RTA), emitirá en la Televisión Pública los diez documentales ganadores a partir del 11 de diciembre, siempre a las 22.30.

Profesionales audiovisuales de 16 provincias presentaron 170 proyectos y los ganadores recibieron el financiamiento para su realización. El criterio para la elección, según explicó el historiador Felipe Pigna, que encabezó el jurado, tuvo que ver con “historias que narran hechos cruciales, algunos poco difundidos, otros directamente olvidados, de las últimas décadas”. 

Alejandro Arroz, director de Los Vilca Condorí, se propuso contar la historia de tres hermanos –Juan, Mario y Anastacio Vilca Condorí– que pertenecen a la comunidad kolla Los Naranjos de Salta y participaron activamente en Malvinas. Mario, el más chico, murió en el hundimiento del Crucero ARA Gral. Belgrano. “Hay muchos kollas que lucharon en Malvinas y eso no es conocido. Además, pienso que los muertos en la guerra posibilitaron que la dictadura caiga más rápido”, dice Arroz. La elección de la historia también tuvo que ver con que “esa familia, como tantas otras, fue expulsada de su tierra, y hace unos años el gobierno nacional les restituyó a las comunidades un cuarto de ese territorio. Es un logro de la democracia que había que contar”. 

En el hundimiento, Juan, que sobrevivió, logró salvar a dos compañeros del Belgrano. Cuando el film se estrenó en Salta, uno de ellos se acercó al estreno para agradecerle después de 30 años.
Otro trabajo elegido fue el de Ariadna Arizabalo, autora y guionista de Prohibido no leer. La autora parte de los libros La planta de Bartolo y Un elefante ocupa mucho espacio y se pregunta: “¿Qué podría molestar a los militares de un cuento para niños?” y “¿qué les pasa a los chicos hoy cuando los leen y se enteran que alguna vez fueron prohibidos, quemados o censurados?”.

Arizabalo cuenta que empezó a buscar historias de quienes resistieron a la dictadura cuando encontró a Paulino Guarido, “un maestro de primer grado del conurbano bonaerense que, cuando surgió la prohibición, siguió leyéndoles a sus alumnos estos libros. Finalmente, a Paulino lo chupan junto a su compañera de ese momento; pero esa es otra historia. Para el documental reunimos a Paulino con sus alumnos de ese entonces”. El corto también cuenta otras dos historias. Según la autora, ningún caso “se centra en lo terrible del golpe, sino en los actos de heroísmo”.

Una de las apuestas más audaces es Sin miedo, que podrá verse el 27 de diciembre. Su directora, Alejandra Marino, filmó a los equipos interdisciplinarios que atienden casos de violencia de género dentro de las Fuerzas Armadas. “Al estar formados por civiles y militares, me pareció un ejemplo de cómo aprendimos a vivir en democracia. Me sorprendió cómo se fue borrando la frontera entre las familias militares y civiles y cómo pudieron articular juntos soluciones a esta problemática tan específica y compleja”, destaca Marino. En 2011, la presidenta Cristina Fernández permitió el ingreso de mujeres al arma de Infantería y Caballería: hoy el 12 por ciento de la fuerza es femenina.

Iván Noble, Gerardo Rozín y Osvaldo Bayer son algunos de los referentes culturales que participan en los documentales. Una de las mejores formas de festejar el trigésimo aniversario de la recuperación de la democracia es creando expresiones culturales que pasen a la historia y construyan memoria. 


Opinión

Grandes historias salvadas del olvido
Por Fabián Blanco
Coordinador General del Centro de Producción e Investigación Audiovisual (CePIA)

Cuando pensamos en la forma de celebrar 30 años de democracia desde el ámbito público audiovisual, nos propusimos generar diversidad de miradas y temáticas, algunas de las cuales rescatan pequeñas grandes historias que merecían ser salvadas del olvido. Lo que buscamos fue hacer un fresco de este momento histórico, a través de diez historias diferentes, contadas por una decena de productores, cada uno con su estilo y su particular visión. Y creemos que lo hemos conseguido.
Estas historias hablan de la lucha de los pueblos originarios por lograr el reconocimiento y el respeto de su identidad cultural; del avance de las mujeres para ocupar los espacios que legítimamente les corresponden; de la incansable búsqueda de verdad y justicia, sin rencor y con memoria; de la resistencia de la cultura y el arte a la represión y la censura. En definitiva, de la lucha por la ampliación de derechos en democracia, por un país inclusivo y justo.

Durante los últimos años, gracias al impulso de los planes de fomento del Estado nacional, la industrial audiovisual argentina dio un salto de calidad, que se vio reflejado en las magníficas propuestas recibidas. Estamos seguros de que este es el camino para consolidar una industria audiovisual que hoy es referencia en Latinoamérica por su profesionalismo, creatividad e innovación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario